La mejor Bicicleta Eléctrica plegable ligera

En este post, podrás encontrar una sencilla guía para elegir la bicicleta eléctrica plegable que mejor se adapte a tus necesidades, con recomendaciones de calidad y precio de los mejores modelos de bicicletas eléctricas plegables.

Si buscas una forma asequible y fácil de recorrer la ciudad a diario, las bicicletas eléctricas plegables son la mejor opción para ti. Tienen más autonomía y estabilidad que un scooter eléctrico y te permiten guardarlas en tu oficina, habitación o maletero con sus reducidas dimensiones. Llega al trabajo fresco y sin sudor, gracias a su motor eléctrico.
Existen bicicletas plegables de varias calidades, y si no se tienen claros los conceptos básicos como potencia, autonomía, sistema de transmisión o de frenado, entre otros, a menudo es difícil elegir.

En este post, podrás encontrar una sencilla guía para elegir la bicicleta eléctrica plegable que mejor se adapte a tus necesidades, con recomendaciones de calidad y precio de los mejores modelos de bicicletas eléctricas plegables.

Las principales partes de una e-bike a tener en cuenta son la batería (en la cual debemos considerar el tipo de autonomía) y el motor que la asiste (mayor o bien menor potencia en función del usos que deseamos ofrecerle a nuestra bicicleta eléctrica).

Para utilizar una bicicleta eléctrica no es requisito tener licencia, pero sí que es necesario comprender el código de circulación, las señales de tráfico y respetarlas.

En caso de circular en condiciones de luminosidad reducida o bien de noche, las bicicletas tienen que llevar luz delantera blanca y trasera de color rojo.

Las bicicletas se convirtieron en una solución para la congestionada movilidad urbana por su facilidad, efectividad en recorridos cortos y su bajo coste, principalmente si lo equiparamos con el vehículo particular.

Hoy día, la bicicleta eléctrica está subvencionada por el Plan PIVE y gestionada por el Área Metropolitana de Barna con convenio con el gremio de empresas de todo el mundo de la bicicleta.

¿Cuánto ahorro puede suponer la bicicleta eléctrica respecto al coche?

Según un fácil estudio llevado a cabo en base un paseo diario asumible por cualquier bicicleta eléctrica y usuario de unos 25 Km diarios, el ahorro medio anual, puede rondar los 2000 €.

En comburente ahoraríamos unos 3 € diarios que en un año suponen 1095 €, también ahorraríamos unos 300 € al año en impuestos municipales y sanciones, otros 450 € en seguro y unos 300 € de cuidado mecánico, revisiones y demás.

La bicicleta eléctrica solo nos costaría unos 145 € anuales entre electricidad y cuidado, por lo que habríamos ahorrado unos 2000 € al año.

Sin duda un ahorro a tener muy en cuenta hoy por hoy.

Pasando a puntos más prácticos de su utilización, la bicicleta eléctrica te facilita entrenar de forma recurrente tu cuerpo y mantenerte periódicamente activo.

Este es un factor de muy alta consideración, sobre todo estimando que el sedentarismo aumenta constantemente en estos momentos de acciones virtuales e inmediatez.

La capacidad de las baterías se expresa en Watios hora , que se calcula multiplicando el Voltaje por los Amperios hora .

Cuanto más grande sea este número más grande autonomía tendrán, aunque esto dependa de sobra componentes como la eficiencia del motor, nivel de asistencia, peso a mover, etc.

La batería de estas bicicletas juega un papel muy importante ahora que es la encargada de proveer la energía al motor.

A efectos prácticos una bici eléctrica no posee todo el jaleo burocrático ni los gastos asociados que si tienen sus hermanas mayores como los ciclomotores o las motos.

Este es el principal aliciente de las bicicletas de pedaleo asistido.

Poseemos todas las ventajas de la electromovilidad que son un transporte limpio y económico que no nos implica esfuerzo mas eludiendo todo el gasto que nos supone tener un automóvil en propiedad.

Hemos de tomar en cuenta que un ciclista no profesional puede ejercer unos 100 ó 150 W de capacidad sostenida en la bicicleta.

Como ves, sustituir el transporte en coche o bien motocicleta por una bicicleta eléctrica se se ve más a una inversión que a un gasto.

A medio-largo período, los gastos que genera un coche pueden ser asumidos fácilmente por una bicicleta eléctrica.

Otra alternativa para quien ya tenga un modelo común es adquirir un kit de motor eléctrico e instalarlo, convirtiéndola de esta forma en una bicicleta eléctrica.

Si te gusta llevar a cabo excursiones por el campo sin verte con limite, comprar una fat bike eléctrica te abrirá la puerta a toda clase de senderos y terrenos logrando incluso transitar por por arena o nieve gracias a sus llantas anchas.

Son la solución perfecta para aquellos que necesitan llevar la bicicleta eléctrica a todos los lugares, combinando recorridos en bicicleta con trayectos en transporte público.

Cuantos más kilómetros diarios desees llevar a cabo, mayor capacidad de batería precisarás.

Uno de los elementos de mayor coste en una e-bike es la batería.

La batería va a determinar en gran medida el peso de la bicicleta.

Indudablemente, usar la bicicleta eléctrica aporta visibles virtudes para la salud.